ELECCIÓN Y COMPRA DEL ORDENADOR DE BUCEO
Escrito por Carlos   
Lunes, 27 de Agosto de 2012 08:27

Ha llegado la hora, después de haber comprado todo nuestro equipo es el momento, nuestras miradas cuando leamos revistas, webs, etc. se irán dirigiendo inexorablemente a las páginas destinadas a “los ordenadores”. Sentiremos que es lo que nos falta para ser verdaderos buceadores; nos dará autonomía, seguridad y cierto protagonismo interior. Hasta ahora hemos tenido que seguir la planificación de los instructores, guías y compañeros, pero a partir del ordenador se nos abre otro mundo lleno de posibilidades, el buceo se vuelve sencillo, no teniendo que hacer todos esos complejos cálculos (que nunca hemos hecho) y será nuestra nueva adquisición la que dirigirá nuestras descompresiones (aunque se joda y no sepamos usarlo).

Mi opinión personal (que dicho sea de paso no vale mucho) es que el momento de comprar o adquirir un ordenador es cuando ya no lo necesitamos sino que nos aporta comodidad, pudiendo “pasar” de él si fuera necesario. Actualmente no me equivocaría mucho si dijera que la gente no entiende la teoría de la “deco” porque no la ha entendido desde el principio, es decir no tiene base ninguna; de hecho creo que si un día cualquiera en un centro/club de buceo cualquiera cogiéramos a todos los buceadores que van a realizar la inmersión y los metiéramos en un aula con los datos de la inmersión que van a realizar no sabrían utilizar correctamente las tablas de descompresión en un porcentaje muy alto, aduciendo que desde que se sacaron el título no han vuelto a usarlo.

Si revisamos lo que la legislación nos dice, todo buceador tiene que llevar reloj, profundímetro y tablas oficiales o un ordenador de buceo que realice todas las tareas (más o menos). Lo fácil, es ir a la tienda de turno y comprar el ordenador que más nos guste y que se ajuste a nuestro presupuesto. Eso hice yo y el 98 % de los buceadores, con una diferencia. Previa a la compra adquirí un reloj-profundímetro con el que llegué a hacer inmersiones muy serias, lo que le costó la vida al aparatito. Por esto, cuando compré mi primer ordenador de buceo, ya tenía memorizadas las tablas de descompresión por lo que cuando se me ha roto el ordenador realizando inmersiones (hasta en 3 ocasiones) no he tenido ningún problema en realizar un plan de descompresión eficiente alternativo.

Independientemente de lo dicho en los párrafos anteriores, este artículo está escrito para ayudar a los buceadores a elegir un ordenador de buceo por lo que procederé a explicar que aspectos debe tenerse en cuenta. En primer lugar debemos leernos las instrucciones de uso antes de comprarlo, de todos los modelos elegidos y nos daremos cuenta que en todas nos pone que no sé hacer responsables del resultado de su propio producto, sobre todo para más de 2 inmersiones/día, consecutivas, etc. Es decir, que solo garantizan el uso para una inmersión, con un perfil perfecto y en condiciones perfectas… ¿Entonces para que quiero el Ordenador?.

Para mí la información básica que si o si tiene que mostrarse en la pantalla principal es la siguiente: Profundidad actual, profundidad máxima, tiempo de inmersión y tiempo restante para la “obligatoriedad” de parada de descompresión, así como la velocidad de ascenso. La temperatura no es importante, ya que dependerá de si hemos pasado frío o no; y no de si el agua está más caliente o más fría, por lo que no importa si está en otra pantalla. Recientemente han salido ordenadores en los que hay que pulsar un botón para conocer la profundidad máxima de la inmersión, pero son muy bonitos y llamativos.

No nos confundamos, un ordenador de buceo debe darnos una lectura CLARA de los parámetros importantes de la inmersión, debe barajar el mayor número de tejidos y para mí, debe tener la posibilidad de utilizarse en modo profundímetro.

Otros parámetros a tener en cuenta es la posibilidad del cambio de pila por el usuario, utilización con nitrox (la mayoría ya lo hacen), profundidad media de la inmersión, reloj de oxigeno, etc. El hecho de que un ordenador permita varios cambios de gases no creo que sea muy operativo ya que cualquier buceador que realice este tipo de inmersiones suele tener suficiente formación para desarrollar su propio plan de descompresión con software específico y no suelen utilizar los ordenadores comerciales.

Hay que tener en cuenta que usar un ordenador de buceo sin haber estudiado su manual de uso es bastante arriesgado, no pasa nada si no sabemos cambiar la fecha y la hora, si no sabemos acceder al logbook o si no sabemos utilizar las múltiples opciones que nos da en modo surface (superficie) ya que todo eso lo podemos hacer sentados en una silla en el centro de buceo o nuestra casa con el propio manual delante. Pero el hecho que no conozcamos, sin la menor posibilidad de duda, que es cada uno de los numeritos y señales que aparecen en la pantalla en modo dive (buceo) puede causarnos un buen susto en el mejor de los casos. Conocemos situaciones en las que alguna persona estaba realizando una parada descompresión a 30 metros porque se lo decía el ordenador cuando este le estaba diciendo que le faltaba un minuto a esa profundidad para entrar en un perfil de descompresión con paradas obligatorias, o después de una inmersión a 12 m. 50 mín. el ordenador iba incrementando el tiempo de deco a 3 m. exponencialmente y tras 15 mín. tener que sacarlo del agua porque los compañeros se estaban “tostando” en el barco (el ordenador se había roto). Mi última avería fue que estando a unos 15 m. de profundidad con 2 o 3 minutos de inmersión el ordenador me decía que esta buceando en lago de alta montaña (3 montañitas) a 45 m. de profundidad, por lo que aún debería estar haciendo la descompresión en lugar de escribir este artículo. A veces, la solución es quitárselo de la muñeca y meterlo en el bolsillo pero eso solo lo haremos sin dudarlo y preguntar en el caso de que hayamos reforzado/recordado nuestra formación. Por lo tanto un ordenador nunca puede sustituir a la FORMACIÓN.

El mantenimiento es muy sencillo, como todo el equipo de buceo, enjuagar con agua dulce y dejar secar en sitio no húmedo, ya que podría agotarse la pila con bastante rapidez al activarse el modo buceo de manera automática.

Como no espero que los fabricantes lean este artículo puedo decir que estos no diseñan en función de las necesidades de los buceadores, sino en función de la distinción con otros del mercado. No me extraña que haya ordenadores de buceo que permiten ver fotos y sabe dios si pronto podremos consultar nuestro correo o las notificaciones de nuestras redes sociales favoritas….. ¡Menuda Gilipollez!.

Es tónica de todos los artículos decir que os dirijáis a vuestros instructores, compañeros, etc. Pero en este caso os diré que en un 95 % os dirán que el suyo es el mejor, y puede que sea así, el tema importante es si éste es que vosotros necesitáis.

 
Copyright© 2017 . Diseñado para Lijo-Sub por Almericurs