IMPRESCINDIBLE Y EVITABLE
Escrito por Carlos   
Martes, 18 de Septiembre de 2012 16:28

                Suficientes años y buceos, así como multitud de pruebas con equipos y accesorios me han hecho pensar, en muchas ocasiones, lo vulnerables que somos al marketing de las grandes empresas que fabrican o distribuyen material para la realización de nuestra actividad. Si valoramos el dinero que literalmente hemos tirado y lo sumamos al que no tiramos porque pensamos que algún día puede hacernos falta, obligándonos inmersión tras inmersión, a colgarnos de la multitud de anillas que nuestros BCs traen de fábrica, convirtiéndonos en verdaderos “árboles de navidad” podríamos haber comprado algo verdaderamente importante un poco más bueno.

                Aún tengo en la memoria el procedimiento que no dista mucho de lo siguiente: Compramos revista, vemos gadget, imaginamos para lo que nos podría valer, lo compramos porque es barato o “mola”, lo estrenamos, vemos que no sirve para nada, nos obligamos a llevarlo unas cuantas inmersiones por si acaso, buscamos un uso alternativo y lo metemos en el cajón, lo damos, vendemos o directamente lo tiramos a la basura.

                Actualmente la tendencia en material de buceo tiende a lo “técnico”, este material no es más que el material que diseñaron nuestros abuelos buceadores para practicar de forma más cómoda su afición, pensar que las placas y las alas, las linternas de cordón umbilical o el traje seco es algo moderno es negar la evidencia ya que todos esto fue el inicio de nuestro deporte. Hace unos años aparecer en un club de buceo con un back-pack con arnés de cinta y un collarín colocado en la botella era motivo de risa, “ande anda este, no sabe que san inventao los jackets”, ahora lo llamamos “tek”; pues bien aún así y después de que los buceadores más avanzados dieran un golpe de efecto a los sofás acolchados que empezaron a venderse como Compensadores de Flotabilidad, estamos permitiendo que de nuevo rediseñen lo perfectamente diseñado y nos vendan placas que son, si cabe, más complejas (en cuanto a diseño por que funcionan con el mismo sistema que descubrió Arquímedes) haciendo todo tipo de estrías, agujeros, tensores, masajeadores, bolsillos, etc, para volver a convertirlos en los sofás antiguamente mencionados. Esto es solo un ejemplo y como siempre: cada uno que haga con su dinero lo que le dé la gana.

                Empecé a plantearme lo estúpido que era el día en que estaba haciendo un pedido de un soplador para conectarlo a la botella de color fosforito y así poder conectarlo al latiguillo del chaleco para soplar…, pero para soplar qué?. No hice el pedido pero me hizo comenzar a plantearme las chorradas que lleva la gente.

                Dentro de estos cacharros se encuentran:

  • Sonajeros, chaca-chacas, patos, etc: Debajo del agua buscamos el silencio, si tenemos que llamar contantemente a nuestro compañero para que nos mire, debemos cambiar de compañero. Si es para avisar a los demás de la fauna, cuando miren se habrá espantado. Recomiendo ver la película “El mundo del Silencio”, por eso buceamos.
  • Clips de fijación: El mejor clip es un buen mosquetón de acero inoxidable atado con hilo fino, además el segundo regulador debería ir siempre fijado bajo nuestra barbilla por lo que es mejor un neck lance u guita ar’pehcuezo.
  • Alargaderas: Son una estupidez y un coñazo, remitirse al apartado Clips de fijación.
  • Mosquetones de todo tipo, modelo y tamaño: Solo hay un tipo que pueda abrirse con una mano enguantada, que no se suelta y no engancha el hilo. No sé como se llaman en Español pero en Inglés se llaman Bolt Snap y deben ser de acero inoxidable completamente, especialmente el muelle. El resto son peligrosos y se sueltan.
  • Carretes de Salto o boya con enrolladores: Un carrete de salto es imprescindible y puede usarse con la boya, como guía o como hilo de Ariadna, así como otros muchos usos, pero si intentamos utilizar un sistema de enrollar en estos pequeños carretes veremos que no se han inventado aún, se hace más rápido y mejor directamente sobre el tambor (no confundir con los grandes carretes de hilo guía). Deberían desecharse todos estos sistemas y volver al carrete virgen.
  • Carcasa para Iphone: Existen gran cantidad de packs a precio asequible para no comprometer nuestro Smartphone para hacer unas fotos más que dudosas ya que carecen de flashes en condiciones, filtros de color y sensibilidad en el sensor.
  • Tubos, sopladores, cantimploras, mp3, marcos fotográficos, etc: Me abstengo de hacer comentarios para no herir la sensibilidad del lector.

Lo que de verdad importa y siempre debemos llevar aparte del consabido material (traje adecuado a la temperatura del agua, compensador de flotabilidad sencillo, regulador con octopus, lastre y aletas es lo siguiente (según mi opinión):

  • Cuchillo en lugar fácilmente asequible, recomendando la faja ventral. Deberá estar suficiente afilado y en buen estado, con un lateral dentado para cortar cabos y con una zona que nos permita usarlo como “martillo”.
  • Carrete de Salto o spool. Deberá ser de dimensión suficiente para su utilización con guantes y deberemos practicar su uso. Será de vital importancia que el cabo que lleve enrollado sea de buena calidad para evitar líos y lo dotaremos con un buen mosquetón (bolt snap) doble que nos permita bloquearlo, soltarlo fácilmente y llevarlo bien guardadito.
  • Boya de descompresión. Deberá ser fácilmente desenrollable y evitaremos las fundas y mosquetones de plástico. De nada nos sirve llevar una boya si no hemos practicado su utilización.
  • Aparato de control de la inmersión: Igual da si es un ordenador o un profundímetro con reloj incorporado o no, lo importante es que nos muestre en la pantalla principal y sin lugar a dudas la siguiente información durante toda la inmersión: Profundidad Máxima, Profundidad Actual, tiempo en el fondo e información sobre la velocidad de ascenso. En caso de no utilizar ordenador deberemos aportar tablas de descompresión oficiales y que entendamos.
  • Linterna. Preferiblemente deberíamos evitar las dimables o regulables ya que incorporan electrónica y en caso de inundación (más habitual de lo que creemos) habría que tirarlas a la basura. Es imprescindible para la comunicación dentro del grupo sobre todo a cierta distancia.
  • Particularmente, yo llevo siempre unas gafas adicionales que han ayudado a más de un buceador descuidado u olvidadizo así como alguno cuyas gafas estaban dando mucho la lata.

Con este artículo no quiero boicotear a ninguna empresa de comercialización de chorradas, solo quiero hacer ver a la gente que debemos destinar todo lo que podamos a formación, equipo de calidad y sobre todo a ¡BUCEAR!.

 
Copyright© 2017 . Diseñado para Lijo-Sub por Almericurs